Viendo lo invisible

Viendo lo invisible

Introducción

El tema que nos ocupa hoy es por demás interesante, necesario y revelador. Tiene
que ver con la Revelación de la gloria de Dios, con la revelación del conocimiento
de Dios porque va más allá de lo sensorial e intelectual, por tal razón titulamos este
mensaje “Viendo lo invisible.”

Y efectivamente involucra la vista, pero no la vista natural; sino una visión sobrenatural,
impartida directamente desde los cielos, ésta es superior e ilimitada que trasciende
toda capacidad humana.

Manejamos un concepto que dice: “La clave de la vida es el entendimiento espiritual.”
Este consiste en entender que hay dos realidades paralelas en nuestra vida;
una es natural, temporal y visible; la otra es espiritual, eterna e invisible.

Ambas realidades interactúan, y lo que suceda en el mundo espiritual determina el
resultado en el mundo natural.

Base Bíblica

1 Samuel 17:42-51 (David y Goliat)

Si bien es cierto, Goliat era un diestro guerrero y además con una fortaleza extrema
ya que era un gigante; cuando va en contra de David, él no usa sus armas naturales;
sino que utiliza en primera instancia un arma espiritual: la confesión de su boca, lo
maldice por todos sus dioses, leamos del versículo 42 al 44 de 1º Samuel 17, y obtendremos
dos puntos importantes acerca de lo natural y espiritual:

∙ Goliat subestima a David por su delicado parecer (vista natural).

∙ Le lanza una maldición (arma espiritual).

En cambio, David conocía también la dinámica del mundo espiritual. Si leemos del
versículo 45 al 47, nos daremos cuenta que:

1. David no se dejó llevar por lo que veía naturalmente, es decir, la corpulencia
y armas naturales del gigante.

2. Echó mano del poder del Reino Espiritual al decir: “…más yo vengo en el nombre
de Jehová de los Ejércitos.”

3. Confesó la Palabra, le profetizó al gigante su derrota (v.46).

¿Se da cuenta? David no cayó en el juego del gigante, no le respondió con armas
físicas; sino con armas espirituales, como dice en 2º Corintios 10:4 “Poderosas en Dios
para la destrucción de fortalezas.”

Hermano, no caiga en la tentación de luchar en sus fuerzas, con la ira o resentimiento
por delante; recuerde; “No es con espada, ni con ejército; sino con su Santo Espíritu.” (Zacarias 4:6).
En el versículo 50 de esta historia dice: “Hirió al filisteo y lo mató, sin tener David espada en su mano.”

¿Cómo lo hizo David? Teniendo entendimiento espiritual, conocía la clave de la vida,
que habitaba en ambos mundos, y que el reino invisible domina sobre el visible.

Desarrollo

En Éxodo 17:8-16, hay una historia similar que confirma la supremacía del reino invisible
sobre el visible.

Israel estaba en guerra contra Amalec, mientras Josué peleaba con su ejército en el
valle; Moisés en la cima del monte oraba con sus manos alzadas. Y cuando se cansaban
sus manos y las bajaba, el ejército enemigo prevalecía. Entonces Aarón y Ur sostenían
sus manos en alto, y fue así que Josué venció a filo de espada a Amalec.

Este relato bíblico nos enseña que las batallas naturales deben ganarse primero en lo
espiritual. Si desea ganar siempre sus batallas, siga los siguientes consejos:

∙ Diga no a la carne (1ºCo. 3:3)

Esta es la exhortación del apóstol Pablo, ya que el dios de este mundo de esta forma
ciega el conocimiento de los incrédulos (2º Co. 4:4).

∙ Véase como ministro competente de un Nuevo Pacto (2ºCo. 4:4-11)

El Espíritu Santo le habilita según su capacidad, si el anterior pacto de muerte fue
glorioso, ¿Cuánto más no lo será el Nuevo Pacto?

∙ Permítase ser transformado cada día más (2ºCo. 4:13—18)

Su conocimiento, revelación y gloria cada vez será más intensa en nosotros. Usted
será transformado de gloria en gloria, verá cara a cara al Dios Altísimo, como en un
espejo, somos su imagen, su gloria se refleja en nosotros.

∙ Reciba los tesoros escondidos del Padre y de Cristo (Col. 2)

En este tiempo, Dios Padre quiere revelar los misterios de las riquezas del conocimiento,
Cristo es la plenitud de la sabiduría; es el tiempo, tómelo y compruebe el poder
ilimitado del mundo invisible que Dios pone en usted.

∙ En Cristo habita corporalmente la plenitud de la deidad. (Col. 2:9-10)

Cristo es la Puerta, es la Llave y es el Poder para que usted se maneje con libertad e
Impacte en el mundo espiritual. Medita en esto: Si en Él habita la plenitud de la Deidad
y Él habita en usted, entonces ¿quién le limita en el mundo espiritual? ¡Nada ni nadie,
porque en Él estáis vosotros completos!

∙ Tienes autoridad legal (Co 2:14-15)

Cristo anuló el acta de decretos que a nosotros nos era contraria; no permitas más engaño
del enemigo, no hay nada que le ate a las tinieblas; y si fuera poco, Cristo los exhibió
públicamente en la cruz. Su herencia es la victoria, Cristo ya triunfó por usted!
Ilustración

Recuerde la gloria de la Iglesia en el libro de Hechos, ¿si? ¿Tiene presente los milagros,
señales y prodigios que se manifestaban por el Espíritu Santo? Pues a ti te digo
Iglesia:”Que viene una ola de unción superior, que la que se manifestó en ese tiempo,
será la potencia del Espíritu Santo obrando en usted de forma sorprendente, literalmente
dice que va a rebasar lo conocido, las cosas que ojo no vio, ni oído escuchó. El
poder de lo sobrenatural de Dios afectará de manera notoria la realidad natural.”

Conclusión

Oro a Dios para que traiga sobre nosotros espíritu de sabiduría y de revelación en el
entendimiento, para que sepamos la esperanza a que él nos has llamado y cuáles las
riquezas de la gloria de su herencia en los santos (Efesios 1:17-18).

Share

Harold Caballeros es un abogado guatemalteco, empresario, rector universitario y político.
Fundador de Ministerios El Shaddai, Corporación de Radios Visión y Universidad San Pablo de Guatemala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *